© 2016 Asociación Somos Manada

LíA, MIEDO A LAS PERSONAS

Lía tiene 2 años, fue rescatada de una balsa con tan solo 6-7 meses. Desde entonces estuvo en un refugio donde apenas salía de la jaula ni se dejaba tocar. En un viaje al refugio se la trabajó localmente. Fue cuando vimos que tenía que pasar por Somos C@n para rehabilitarla de ese miedo.

Es una mastina que pesa 43 kilos.

Hicimos el viaje de ir a buscarla a Jódar y traerla nosotros mismos con la ayuda económica de la manada humana.

En estos meses, es más, a los pocos días, primero vimos que había que cambiarle el nombre por el stress que le provocaba, y comenzó a reaccionar de forma muy rápida, no nos lo creíamos. 

Lía es una mastina para que la confianza con el humano es más importante que la comida, si la tiene puedes llevarla a cualquier sitio.

Después de haber sido rescatada de la balsa esperando durante 3 horas a que se pudiera coger Lía se baña en la piscina.

Una perra extraordinaria, cachorra total, que no sabía jugar con juguetes, se lleva bien con todos los perros, su lenguaje canino es muy bueno. Otro caso que desmiente que en una casa un perro grande no puede estar, ni te enteras de que está.

Lía vive felizmente adoptada con Rosa.