© 2016 Asociación Somos Manada

Zape: un auténtico galán

Su legado fue enseñarnos a preocuparnos de lo que es necesario, a vivir con la calma necesaria para que el camino sea más especial que la meta. Inalterable, quizás los años le dieron esa sabiduría que gracias a convivir con ellos nos brinda la oportunidad de incorporar a nuestras vidas láminas de colores de quién sabe lo que es realmente urgente e importante.

Con 16 años para 17 cruzaste el arco iris siendo el galán de muchos humanos, porque supieron ver tu belleza, y sobre todo creer en ti. Todos necesitamos eso, los perros también.